10 consejos para cuidar tu piel en verano

14 consejos para cuidar tu piel en verano

El calor, el cloro y la sal, entre otras cosas, participan en el deterioro de nuestra piel en verano. Se trata de una de las épocas del año en la que más sufre nuestra dermis y hay que poner especial atención en ella para cuidarla y evitar que el verano le pase factura. Desde Clínica dermatológica Madrid MultiLaser, te damos 14 consejos para cuidar tu piel en verano y que luzca siempre perfecta y como la de un bebé. ¡Atento!

14 consejos que Clínica Dermatológica Madrid MultiLaser quiere que sepas

Protector solar

Cuando hablamos de cuidar la piel, el sol es nuestro principal enemigo. Y en verano es especialmente dañino. Así, la clave de una piel perfecta es la protección solar. Debes aplicar el producto, por lo menos, 30 minutos antes de la exposición y repetir cada 2 horas. Obviamente, si estamos disfrutando de un baño, deberemos esperar a que se absorba antes y volver a aplicárnosla al salir. No olvides las partes más delicadas de tu cuerpo como tus labios, orejas y ojos y utiliza siempre labial con FPS 15, gafas de sol y sombreros.

Hidratación

Es el consejo más importante que recibirás para cuidar tu piel. El agua no solo es útil para desintoxicar y dar firmeza a tu piel sino que, además, limpia tu rostro en profundidad y mantiene una hidratación que se refleja en tu dermis, haciéndola lucir espectacular.

Para mantener la piel hidratada por fuera, lo ideal es utilizar una loción refrescante en spray que puedas utilizar durante el día. Y por supuesto, no olvides beber abundantemente durante todo el día.

Crema hidratante

La crema hidratante es fundamental para cuidar tu piel en verano. No obstante, ésta debe tener una base acuosa para evitar engrasar la cara por el calor. Esta grasa hará que tus poros se taponen y no logren respirar, lo que podría provocar acné.

Evita exponerte al sol durante las de horas mayor radiación

Es cierto que el sol nos proporciona la tan necesaria vitamina D, pero como veíamos arriba, es el principal enemigo de la piel. Además de resecarla, quemarla y envejecerla, puede llegar a causar distintos problemas de salud en esta, siendo el más peligroso de ellos el cáncer de piel.

Esto no significa que no podamos tomar el sol, pero sí que de cara a un correcto cuidado de nuestra salud, evitemos las horas punta. Es decir, para cuidar nuestra piel en verano, entre las 12:00 y las 15:00, lo mejor será que nos cobijemos bajo una sombra. Además, aunque disfrutemos en otra franja horaria, deberemos evitar la exposición prolongada.

Exfoliación

En verano, más que nunca, es importante la exfoliación para eliminar las células muertas de la piel y permitir su regeneración. Esta rutina de belleza te ayudará a tener una piel suave y atractiva.

tratamientos laser coolsculpting

Lavado de la cara

Mantener la piel firme y radiante requiere de cuidados diarios. Y posiblemente el más importante de ellos sea la limpieza. La piel de nuestro rostro es la más expuesta, pues recibe maquillaje y otros productos. A esto hay que sumar la contaminación a la que estamos expuestos a diario, por lo que se hace necesario eliminar todo una vez que estemos en casa. 

De acuerdo a los dermatólogos, el tiempo adecuado para conseguir una limpieza en profundidad y eliminar el mayor número de bacterias de nuestra piel es de 60 segundos. Con esto conseguiremos mantener nuestros poros libres de impurezas y nuestra piel fresca e hidratada.

Cuidado con lo que comes

Otro factor a tener en cuenta para el cuidado de tu piel es la alimentación. Sobre todo en verano, debemos evitar alimentos pesados y optar por comidas más ‘light’ como las ensaladas.

Alimentos como el aceite de oliva, frutos secos, cítricos o pimientos entre otros, te ayudarán a conseguir una piel perfecta este verano.

Evita las bebidas con alcohol o gaseosas

Lo que más repetimos en verano es lo importante que es mantenerse hidratado, no sólo por belleza, sino también por salud. Pero debemos tener presente que no vale con beber cualquier cosa, pues, de hecho, hay bebidas que nos deshidratarán mucho más. Y esto, a su vez, se reflejará en nuestra piel.

Las primeras que deberíamos evitar son las bebidas alcohólicas, pues el alcohol tiene una alta capacidad deshidratante. El café en grandes dosis tampoco es bueno en esta época del año, especialmente si no tenemos costumbre de hacerlo. 

Por último, las bebidas carbonatadas tampoco son una buena idea si hablamos de hidratarnos, pues suelen estar altamente concentradas y se necesita más agua corporal para diluirla. Además, nuestro cuerpo hace uso una vez más del agua corporal para metabolizar el azúcar que contienen.

cuidar tu piel en clínica dermatológica Madrid

Mascarillas naturales

Las mascarillas naturales, pero sobre todo, caseras, resultan ideales para mantener una piel tersa y suave, en especial, en verano, ya que suele deshidratarse por el clima.

Desde Clínica dermatológica Madrid MultiLaser, te recomendamos que pruebes una mascarilla de pepino si has estado todo el día en la playa, notarás cómo la piel descansa y se recupera de todo el sol que ha absorbido.

Utiliza ropa adecuada para cuidar tu piel

La ropa ligera es la mejor opción para el verano. Deshacernos de los tejidos sintéticos (polyester, lycra o poliamida, por ejemplo) y optar por tejidos naturales será una de las mejores ideas que podamos tener. De hecho, las fibras vegetales como el algodón o el lino son las más agradecidas con el cuerpo en verano, ya que permiten la transpiración.

Además, un sombrero nos protegerá del impacto directo de los rayos solares a la par que nos proporcionará sombra. Evitarás la acción directa del sol pero sin agobiarte por la cantidad que llevas.

Maquíllate lo justo

En verano, es mejor utilizar productos que nos permitan lucir un rostro perfecto, sin brillos, para evitar que se taponen los poros. Prueba con bases de maquillaje ligeras y productos waterproof.

Dúchate después de bañarte

El cloro y la sal afectan negativamente a nuestra piel. Y es que, factores externos como esos pueden marcar la diferencia. Por eso, es importante que realices pasos tan básicos como ducharte tras darte un baño en la piscina o en la playa.

No te apliques perfume cuando te expongas al sol

El alcohol de los perfumes en contacto con el sol puede provocar manchas en la piel, por lo que, en verano, es mejor aplicarlo sobre la ropa que sobre la piel. Si no, una buena opción es sustituir tu perfume por aguas de verano o por cremas fotoprotectoras con aroma que hagan las veces de perfume.

Vigila tu piel

Si percibes algún cambio en tu piel (ya sea el color, la textura, aparición de lunares o manchas anormales) no dudes en consultar con tú dermatólogo de confianza. Detectar alteraciones a tiempo, reduce los riesgos de padecer enfermedades graves a la par que aumenta la efectividad de los tratamientos.

Tratamientos que te ayudarán a cuidar tu piel en verano

Aunque con estos consejos  ayudarás a mantener tu piel cuidada, existen una serie de tratamientos que te garantizarán un perfecto estado.

Mesolifting

Si buscas hidratar la piel tras el verano, el tratamiento de mesolifting es la mejor opción sin lugar a dudas. El procedimiento consiste en aportar enzimas, hormonas y vitaminas a través de microinyecciones en el rostro. Gracias a esto, ganarás una apariencia hidratada y rejuvenecida. mesolifting verano para cuidar tu piel

Como indica el término “meso”, hace referencia a medio, las agujas se insertan en la capa media de la piel. Al trabajar daños profundos, como mala circulación, se consiguen resultados mucho mejores. Y es gracias a su efectividad que este tratamiento se recomienda para: 

  • Reparar la piel antes y después del verano.
  • Tensar la piel.
  • Aportar brillo y vitalidad. 
  • Reducir la grasa. 

Por todas estas razones, es la alternativa por excelencia a la hora de reparar los daños en la piel tras un verano de exceso de sol, altas temperaturas y aire acondicionado. Además, dado que sus resultados retrasan el envejecimiento, es ideal para evitar ciertas intervenciones quirúrgicas prematuras. 

Láser Fraxel para cuidar tu piel

láser fraxelPara ampliar tus cuidados de la piel después del verano, nada mejor que el tratamiento con Láser Fraxel. En especial, si consideras que tu rostro ha sufrido algún daño solar. Por ejemplo, repigmentación del melasma o alteraciones en la pigmentación de la cara.

El tratamiento consiste en la aplicación del láser de forma superficial, creando pequeñas columnas de destrucción térmica y estimulando a su vez el crecimiento de nuevas células. Lo que se consigue con esto es la regeneración de la piel. En este caso, además, más brillante, saludable y rejuvenecida. De hecho, se llega incluso a eliminar rastros de hiperpigmentación, cicatrices, acné o finas líneas de expresión. 

Si aún estás dudando sobre este tratamiento, debes saber que es un procedimiento no ablativo y sin baja social habitualmente. Para mayor confort del usuario, se aplica una crema anestésica 45 minutos antes de empezar y durante el procedimiento se refresca la piel con aire frío. Además, es relativamente rápido, pues el procedimiento láser se realiza en unos 30 minutos.

Una de las dudas a la hora de decidirse por este tratamiento es respecto al número de sesiones necesarias para notar resultados. En este sentido, después del primer encuentro en la clínica, ya se pueden percibir cambios. Sin embargo, para tratar casos complejos de pigmentación, puede que necesites más de una, esto lo determinará el médico especialista.

Láser Spectra y StarWalker

Los tratamientos Spectra-Peel, Revitalizante, Black-Peel y Green-Toning combaten los signos de la piel dañada por el verano. Sin mencionar que es una alternativa totalmente segura para el rostro en la mayoría de tipos de piel y con unos resultados inmediatos. 

Además, su principal diferencia con otros tratamientos de láser es que no necesita tiempo para la recuperación de la piel, pues sus efectos son mínimos. De hecho, el procedimiento es similar a una exfoliación.

A la hora de hablar de beneficios, hay que mencionar la reducción significativa de imperfecciones. El resultado es una piel hidratada y luminosa, de apariencia saludable y más joven. Por lo tanto, si tienes el poro dilatado, puntos negros y pigmentación irregular ocasionada por los rayos solares este puede ser un tratamiento efectivo e ideal para ti. 

El procedimiento es relativamente sencillo. El láser actúa calentando la dermis para estimular la formación de colágeno y elastina y en la epidermis para unificar el tono de piel y elimina las células muertas. Lo mejor de todo es que no debes preocuparte porque durante la sesión no sentirás ningún tipo de dolor o molestia. 

Rejuvenecimiento FracTat

El rejuvenecimiento FracTat, es otro de los tratamientos recomendados para mejorar la calidad de piel y la pérdida de elasticidad provocada por la mayor exposición al sol, sobre todo en pieles jóvenes. Es un tratamiento que actúa en la dermis respetando la epidermis, donde eliminará el exceso de pigmentación y a su vez, inducirá a la formación de nuevo colágeno y elastina para restaurar la elasticidad y crear tensión en el tejido.

Esta técnica conocida como LIOB (Láser-Induced Optical Breackdown) es no térmica, por lo que no es necesario el uso de anestesia tópica. No tiene tiempo de baja social, aunque en los tratamientos más profundos puede quedar un ligero edema y enrojecimiento durante 1 o 2 días.

Sin embargo, se puede usar maquillaje inmediatamente. Al ser un tratamiento fraccionado se aconseja realizar 2 o 3 sesiones inicialmente con intervalos de 3 o 4 semanas.

Luce perfecta con Clínica Dermatológica Madrid MultiLaser

A menudo, conseguir una piel perfecta es una tarea compleja que requiere de los mejores profesionales del sector. En Clínica dermatológica Madrid Multilaser, te ayudaremos a cuidar tu piel para que luzcas envidiable ¿A qué estás esperando para probarlo?

Si tienes cualquier duda, nuestros profesionales te atenderán de forma personalizada, y sin compromiso. ¡Te esperamos!

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú