Tratamiento integral de varices. Cirugía o esclerosis con microespuma

  • Varices 3

VARICES GRANDES  ( 4-10 mm)

  1. CIRUGÍA:

Recurso empleado hasta ahora para eliminar de las extremidades las varices dependientes de la Safena Interna o Externa, perforantes y comunicantes.

  1. ESCLEROSIS CON MICROESPUMA:

En la actualidad se ha desarrollado un sistema de Fleboesclerosis con microespuma para tratar las varices tronculares (procedentes de la Vena Safena Interna y Safena Externa, colaterales y perforantes).

El esclerosante en forma de microespuma consigue un contacto total con el endotelio de la vena al desplazar toda la masa sanguínea de su interior, lo que provoca un espasmo y una inflamación total de la vena, que se fibrosa y desaparece.

Este tratamiento se realiza de forma ambulatoria, sin anestesia, sin preoperatorio, pudiendo el paciente mantener su actividad habitual en todo momento, y con un nivel de confort muy superior al de la cirugía.

Por sus resultados, la fleboesclerosis con microespuma representa en la actualidad una alternativa seria y eficaz frente a la cirugía clásica.

VARÍCULAS Y TELANGIECTASIAS (2-3mm)

Pueden ser tratadas con inyecciones esclerosantes y conseguir que se fibrose la vena inyectada.  Las venas tratadas mediante inyecciones esclerosantes pueden reaparecer en algunas circunstancias.  Para ello son convenientes revisiones periódicas de control, con el fin de aplicar el tratamiento adecuado en cada situación.

Los vendajes elásticos o medias elásticas son muy importantes para la curación de úlceras y durante los postoperatorios de las varices, pero deben sujetar bien la pierna intervenida.  Si se cae o afloja habría que rehacerlo entero de nuevo.

Las medias serán de la talla adecuada y encontrarse en buen estado de elasticidad.

TELANGIECTASIAS Y CAPILARES INFERIORES A 1,5 mm.: LASER VERSAPULSE Nd-Yag 532 y Quantum Nd-Yag 1.064

Las varículas y telangiectasias de hasta 1’5 mm pueden ser tratadas con láser.  El láser emite un destello de luz de alta densidad.  Distintos tipos de láser emiten luz de diferentes colores.  El color de la luz emitida por el láser es la clave de la efectividad de éste en las lesiones vasculares.

Los distintos colores de la luz son absorbidos por otros colores o pigmentos de la piel, por ejemplo, la hemoglobina, que se encuentra en la sangre, absorbe la luz amarilla, verde.  La energía de la luz produce la oclusión de la vena que, al ser reducida, es absorbida por el organismo.

Se necesitan entre una y tres sesiones de unos 30 minutos aproximadamente en función de la cantidad, tamaño y profundidad de las venas ( en algunas lesiones se podrían necesitar más sesiones)

Entre sesiones se deja un periodo de 8 a 12 semanas.  Durante el tratamiento el paciente siente como pequeños pellizcos.  No se requiere anestesia y se realiza en la propia consulta sin costes de hospitalización.

La apariencia de la zona tratada varía en función del paciente y la duración del tratamiento.  Los efectos secundarios incluyen enrojecimiento, formación de una fina costra o aumento de la sensibilidad de la piel.  Todos ellos desaparecen en breve.

Deja un comentario

  He leído y Acepto el Aviso Legal y la Política de privacidad

Nombre*

Email* (nunca será publicado)

Página web

*

Primera consulta informativa Gratuita

Contacte ahora con nosotros y le atenderemos lo antes posible sin ningún tipo de compromiso.

VER TRATAMIENTOS